5 curiosidades que quizá no conocías sobre la Gran Vía

Por | 7 noviembre, 2013 | 0 comentarios

La curva de la Gran Vía en Callao

La Gran Vía es una de las avenidas más transitadas de Madrid, pues está en el corazón mismo de la ciudad y conecta la Plaza de España con Alcalá a la altura de Cibeles. Hoy os contamos 5 curiosidades que quizá no sabíais sobre esta gran arteria de la capital, que está a tan solo unos minutos a pie de nuestro hotel.

1) El coste de la Gran Vía
La creación de la Gran Vía a principios del siglo XX supuso el derribo de 300 casas, la desaparición de 14 calles y el acortamiento de otras 34, además de la eliminación de 274 farolas. Las labores de empedrado, adoquinado, las aceras y la reforma del trazado de cañerías elevaron el coste total del proyecto hasta casi 29 millones de pesetas.

2) ¿Por qué la Gran Vía no es recta?
Lo cierto es que en los planos originales de José López Sallaberry y de Franciso Andrés Octavio, la Gran Vía iba a ser una recta que atravesaba el centro de Madrid. El problema es que en su trazado caían tres iglesias: la de San José, el oratorio del Caballero de Gracia y la de San Francisco de Borja, hoy desaparecida. Los arquitectos decidieron modificar su trazado para salvarlas y por eso la avenida “gira” a la altura de la plaza de Callao.

3) La avenida de los mil nombres
A lo largo de sus poco más de 100 años de historia, la Gran Vía ha recibido multitud de nombres de lo más variopintos, algunos oficiales y otros otorgados por el pueblo llano.
Entre los oficiales están Avenida de Pi y Margall, Avenida de Eduardo Dato, Avenida de Rusia, Avenida de la Unión Soviética, Avenida de la CNT, Avenida de José Antonio. Entre los populares, Avenida de los obuses o Avenida del quince y medio, en alusión a las numerosas bombas que cayeron sobre el edificio Telefónica durante la Guerra Civil, ya que en aquellos tiempos sirvió de observatorio militar. En 1981 retomó su nombre original de Gran Vía.

4) La primera línea de metro
La línea 1 de Metro conectaba Cuatro Caminos con la Puerta del Sol, y en su primer trazado contaba con ocho estaciones. Una de ellas era Red de San Luis, que hoy recibe precisamente el nombre de la Gran Vía.

5) Los cambios de numeración
Otro dato curioso es que la numeración de esta avenida no siempre ha sido la misma, o mejor dicho, no siempre ha seguido la misma dirección. Al inaugurarse en 1917, el primer tramo (entre Alcalá y Red de San Luis) empezaba en esta última y terminaba en Alcalá. Sin embargo, cuando construyeron el segundo tramo (desde la Red de San Luis hasta la plaza de Callao) hubo que modificar la numeración y poner el inicio de la vía en el edificio Metrópolis.

Imagen | (CC) Jesús Solana

 

Escrito por Laura Blanco

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con *

*