Busca y Encuentra en… “La Gioconda del Prado”

Por | 31 marzo, 2014 | 0 comentarios

Gioconda del PradoLlevaba años en las colecciones del Museo. De hecho, se había expuesto en alguna ocasión como copia anónima de la Mona Lisa, con el único interés de ser una copia muy temprana del retrato más conocido de la Historia del Arte. Todo cambió en 2010 cuando, a petición del Louvre, el Prado la restauró eliminando los barnices ennegrecidos por el tiempo.

Descubrieron entonces que se trataba de una obra realizada en el propio taller de Leonardo, bajo su tutela y guía, al mismo tiempo que la original. La noticia salió a la luz en 2012 revolucionando el mundo del arte, pues el óleo ofrecía al mismo tiempo la primera copia conocida y un testimonio de la faceta docente de Da Vinci y su forma de trabajar. A día de hoy, los expertos  no se ponen de acuerdo sobre quién fue su verdadero autor, aunque el nombre que suena con más fuerza es el de Andrea Salai, su discípulo predilecto.

Esta Gioconda es más luminosa y brillante que su gemela de París, principalmente debido a que su estado de conservación es mucho mejor, pero sobre todo gracias a la reciente restauración que ha descubierto el fondo oscuro que en otro tiempo tapaba el paisaje. Hoy os invitamos a dar una atenta mirada a este retrato, para que cuando vengáis a Madrid podáis apreciarla en todo su esplendor.

Gioconda brocado1) El brocado del vestido

Un detalle que en el original apenas se aprecia, es el brocado de oro con motivos geométricos y florales que adorna el pecho de Lisa Gherardini, la dama retratada.

Gioconda mangas2) Los colores

En el retrato original, la dama parece vestida con ropajes pardos y negros. Sin embargo en la copia restaurada que podemos ver en el Prado, las mangas son de un vivísimo color rojo, y el corpiño es de color azul grisáceo con tintes verdosos.

Velo de la Gioconda del Prado3) El velo

En el original, tan maltratado por los diversos avatares que han accidentado su historia y amarilleado por el deterioro de los barnices naturales con los que Leonardo protegió la tabla, el velo es apenas una fina línea que surca el rostro de la dama. En la copia del Prado se aprecian nítidamente las transparencias que el velo forma sobre su cabello.

Cabello de la Gioconda del Prado4) El cabello

Si nos acercamos, podremos apreciar claramente los tirabuzones de pelo fino y rizado de la dama, otro detalle que no podremos ver en el original.

Primero, porque es imposible ahora mismo para los turistas acercarse tanto al óleo de Leonardo, pero también por el deteriorado estado de conservación en que se encuentra la Gioconda del Louvre.

Escrito por Laura Blanco

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con *

*